Cómo aprender a marcar los tiempos de la alimentación

Nuestros cuerpos tienen una asombrosa capacidad natural de mantener un horario estricto gracias a nuestro reloj metabólico. Este contribuye a los patrones, también conocidos como ritmos circadianos, de muchas actividades biológicas. Por ejemplo, el reloj que domina nuestro metabolismo ayuda a marcar los ciclos de sueño y vigilia, los horarios de alimentación y descanso o la función hormonal en general.

Encontrar formas de apoyar y equilibrar este reloj, junto con los numerosos sistemas que regula, puede ofrecer una forma novedosa de optimizar la salud. Una forma de optimizar es a través del horario de la dieta.

Alimentación saludable y equilibrada

Alimentación saludable y equilibrada

La dieta circadiana como forma de comer tiene en cuenta no solo lo que comemos, sino también cuándo. Es un enfoque de la alimentación que sincroniza la ingesta de alimentos en torno a nuestros relojes biológicos, enfatizando la alimentación en sincronía con las tendencias e instintos naturales del cuerpo.

Esto choca de manera evidente con algunas dietas que están de actualidad, como el ayuno intermitente, la dieta circadiana o la alimentación con restricción de tiempo. Además, otros aspectos de la nutrición están en auge, como ocurre en el ámbito de la suplementación nutricional.

Los suplementos alimenticios más habituales

Aunque todavía hay mucho que aprender sobre el momento óptimo tanto para los alimentos como para los suplementos, la evidencia actual sugiere que estos pueden desempeñar un buen papel en nuestra salud y bienestar. A continuación, nombramos ciertos complementos alimenticios que pueden servir para ayudar a optimizar un plan saludable de alimentación y buenas prácticas a la hora de comer.

  • Complejo B

Una fórmula elaborada a partir de de vitaminas del grupo B puede ser de gran utilidad para aumentar la energía y el estado de ánimo del paciente. Cabe señalar que algunos estudios apuntan que tomar un complejo de vitamina B antes de acostarse puede tener un efecto negativo en la calidad del sueño. Por lo tanto, debes considerar tomar este tipo de suplementos lo más temprano posible, acompañándolo de una comida.

  • Aceite de pescado

Es una fuente rica de omega-3, ideal para cubrir las necesidades de aquellas personas que no comen pescado habitualmente. Cualquier deficiencia de ácidos grasos DHA y EPA puede ser combatida con estos suplementos. Hay pacientes que sufren molestias como eructos o náuseas tras la toma de estos suplementos. Por ello, se recomienda tomar las perlas o cápsulas de aceite de pescado junto a la comida, divididas en dos dosis durante la jornada, de esta forma conseguirás reducir estos inofensivos efectos secundarios.

  • Magnesio

El magnesio es un micronutriente esencial que juega un importante papel en cientos de reacciones en el cuerpo. Es reconocido por sus beneficios a la hora de aportar relajación muscular y mejorar la calidad del sueño. Puedes tomar magnesio antes de acostarte, aunque no solo sirve para reducir el estrés, también tiene ventajas de cara al sistema digestivo, en este caso tómalo acompañado de una comida.

  • Probióticos

Cualquier recomendación relacionada con la suplementación con probióticos debe basarse en la cepa específica; sin embargo, gran parte de esta evidencia detallada aún no existe. El horario de las comidas tiene más o menos un impacto en los probióticos dependiendo de la cepa, la dosis, el método de administración, etc. Sin embargo, el consenso es tomar probióticos 30 minutos antes o durante una comida en lugar de después de comer.

  • Vitamina D

Junto con las vitaminas A, E y K, la vitamina D es una vitamina liposoluble que se absorbe mejor cuando se toma con una comida que contiene grasas (pescado graso, aguacate, aceite de oliva, queso, etc.). Se aconseja recurrir a los suplementos ricos en vitamina D por la mañana, en el desayuno, para así imitar el momento de la exposición a la luz solar natural.

Conclusión

A medida que continuamos aprendiendo sobre las ventajas de tomar algunos suplementos alimenticios, también es importante poner el foco en el momento óptimo para recurrir a ellos. Debes considerar cuál el mejor momento y elegir una fórmula o un producto que se adapte a tus necesidades. Es aconsejable acudir a un especialista de la salud antes de tomar una decisión, un profesional del medio podrán guiarte acerca del suplemento idóneo y el momento adecuado para seguir un tratamiento específico.

Referencias

  1. Rosenwasser AM, Turek FW. Neurobiology of Circadian Rhythm Regulation. Sleep Med Clin. 2015 Dec;10(4):403-12.
  2. Challet E. The circadian regulation of food intake. Nat Rev Endocrinol. 2019 Jul;15(7):393-405.
  3. Oike H, Oishi K, Kobori M. Nutrients, Clock Genes, and Chrononutrition. Curr Nutr Rep. 2014 Apr 27;3(3):204-212.
  4. Aspy DJ, Madden NA, Delfabbro P. Effects of Vitamin B6 (Pyridoxine) and a B Complex Preparation on Dreaming and Sleep. Percept Mot Skills. 2018 Jun;125(3):451-462.
  5. Pot B, Vandenplas Y. Factors that influence clinical efficacy of live biotherapeutic products. Eur J Med Res. 2021 May 4;26(1):40.
  6. Dominguez LJ, Farruggia M, Veronese N, Barbagallo M. Vitamin D Sources, Metabolism, and Deficiency: Available Compounds and Guidelines for Its Treatment. Metabolites. 2021 Apr 20;11(4):255.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.