Salud Mental y actividad física – Una conexión directa

Hoy hablaremos de la la salud mental de las personas y como está completamente relacionado con el deporte y mental. La salud mental y actividad física están directamente relacionados y son cada vez más los estudios que lo demuestran.

El trabajo, la casa y la vida en general nos generan una gran cantidad de estrés, que puede incluso derivar en problemas de salud mental. La práctica de deporte de manera regular y controlada ayuda a mantener un buen estado físico y además un correcto equilibrio mental.

Delgadez y gordura…

La delgadez constitucional no es una enfermedad, sino que depende única y exclusivamente del biotipo de la persona. Alguna veces sucede que la delgadez alcanza la cabeza y ahí es cuando las cosas se complican.

Según los psicólogos especializados en el tema de esquema corporal, sentirse delgado (o gordo) puede crear un estado de depresión muy grande alterando nuestro estado mental y perjudicando la vida normal.

En verdad cuando hablamos de peso corporal, estamos tratando de auto-imagen. Las personas que tienen dificultades para asumir el propio cuerpo -un problema que en general se Instala en la adolescencia- imaginan que serán rechazados debido a la apariencia.

Por eso, la cura para la delgadez casi siempre va más allá de regímenes y programas atlétlcos, desembocando en una buena terapia. Y si bien el objetivo con el analista o el sicólogo no es lograr que la aguja de la balanza suba, sí se consigue alejar los conflictos que rondan en el ánimo de todos los delgados de ambos sexos y todas las edades.

Los beneficios de la actividad física no se restringen a los músculos. La cabeza de la per-sona también cambia con el entrenamiento y la relación con los compañeros del gimnasio.

Al percibir que el cuerpo ganó más músculo y la figura mejoró, se siente más confiado y deja de cubrirse con tanta ropa. Ya es medio camino recorrido para el éxito del tratamiento. Ahora un pero: ¿cuánto tiempo duran los efectos de los ejercicios? Respuesta: lo que dure su práctica.

De hecho si un delgado constitucional consigue buenos resultados con gimnasia y deportes, y un buen día cuelga las guantes o la raqueta, probablemente volverá a achicarse. Sin embargo cuando alguien que comienza a hacer ejercicios para engordar, nota que le va bien, no piensa en dejar. De cualquier forma, esté en alerta. Es bueno prepararse para saber que el resto de su vida tendrá que hacer gimnasia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.