La Presbicia

presbicia

Los sentidos que conforman el cuerpo humano son todos de vital importancia, pero sin lugar a dudas la vista es para muchos el más fundamental, es por ello que se hace énfasis en proteger este valioso sentido.

Existe una enfermedad degenerativa que viene con el paso de los años y esta es la presbicia que no es otra cosa que la pérdida gradual de la capacidad que tienen los ojos para realizar un enfoque de objetos cercanos.

La Presbicia que es y como diagnosticarla

La presbicia también se conoce como presbiopia y se trata de una condición visual que comienza a manifestarse a partir de los 40 años. Esto se debe a la pérdida gradual de la elasticidad del cristalino, dicho de otra manera el ojo humano tiene un lente natural que permite enfocar a distancias diferentes.

Para saber cuándo se tiene presbicia, la persona debe dirigirse a su médico oftalmólogo de confianza quien realizara una dilatación de la pupila para examinar a fondo el ojo. Sin embargo, la persona decide realizarse este examen porque se le han manifestado una serie de síntomas como por ejemplo:

  • Visión borrosa o difusa a una distancia normal de lectura.
  • Dolores de cabeza después de leer durante unos minutos.
  • Cansancio ocular si lee con poca iluminación.
  • Sostener el material de lectura de manera más alejada que de costumbre para enfocar mejor.

Cuando se hace presenta esta condición, hay una disminución en la capacidad que tiene la persona de ver a corta distancia. La presbicia indica el momento en el que se está siendo presente ya que será necesario que para poder leer o ver una imagen, se deba alejar a una distancia considerable el texto de manera tal que el cristalino del ojo pueda enfocar mejor.

Causas por la que se genera la presbicia

El cuerpo humano es tan perfecto que es la mejor de las maquinas que existe. Por ejemplo, cuando se está leyendo algún texto u objeto, el cristalino actúa como un zoom de una cámara fotográfica, es decir, varia su forma para adaptarse según sea la distancia y dependiendo del tamaño de lo que se desea ver, el cristalino tendrá mayor o menor potencia óptica.

En los jóvenes la potencia óptica del cristalino es mayor porque es muy flexible y se adapta con mayor facilidad al enfoque, pero lamentablemente con el paso del tiempo este se hace más rígido y esa capacidad de contracción se va perdiendo de manera progresiva.

¿Se puede prevenir la presbicia?

Por ser la presbicia un proceso degenerativo que aparece a la par con la edad aproximadamente a partir de los 40 años, no se puede prevenir ya que en el 90% de las personas mayores de 45 años se presenta esta patología.

Si la persona se somete a un control oftalmológico, podrá conocer el estado en que se encuentra su visión y podría prevenir otras enfermedades visuales que al igual que la presbicia aparecen con la edad, tales como vista cansada, y cataratas.

Factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecer presbicia antes de los 40 años.

Enfermedades alternativas: Por ejemplo el padecer hipermetropía enfermedad de tipo visual o sufrir de diabetes, problemas cardiovasculares, esclerosis múltiples e hipertensión, aumentan considerablemente el riesgo de presbicia.

Uso de algunos medicamentos: existen algunos medicamentos que se encuentran directamente relacionados con sistemas de presbicia prematura, estos son diuréticos, antidepresivos y antihistamínicos.

Solución a para la presbicia

Corrección óptica: Es el método más rápido y directo, consiste en utilizar gafas previa evaluación de un oftalmólogo para que este defina si se necesita monofocales, bifocales, ocupacionales y progresivas.

Corrección quirúrgica: En este caso podría implantarse lentes intracorneales que se colocan en la córnea o podría realizarse un implante de lentes intraoculares con el que se sustituye el cristalino por lentes ya sean multifocales o monofocales. Hasta la fecha la presbicia no se puede corregir con cirugía láser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.